El nuevo Fire Emblem incluye los modos Classic y Casual



Poco sabe la persona que disfruta de un videojuego toda la serie de anécdotas que éste conlleva: es decir, de lo que se planeó originalmente que fuera incluido, o en dado caso, de las muchas ideas que los creativos tuvieron que defender. En el caso de Fire Emblem: Mystery of the Emblem - Hero of Light and Shadow (NDS), se presentó dicha situación.

Aunque se trata de una especie de remake de FE: Monshou no Nazo, este juego incluye una opción que no está presente en otros títulos de la serie: el que la muerte de nuestros aliados en batalla no tiene que ser precisamente "permanente". Eso es algo que ha caracterizado por varios años a los títulos de la saga, agregando un elemento de dificultad que ponía a varios los pelos de punta.

Este nuevo Fire Emblem nos permite decidir si nuestros compañeros mueren o no. El que se haya implementado esta característica en el juego fue el resultado de un debate dentro de IS que duró unos cuantos meses: esto fue revelado en una entrevista de Satoru Iwata con el productor Tohru Narihiro, el administrador del proyecto, Masahiro Higuchi y el director, Kouhei Maeda.

Según Maeda, el que permitir que un personaje muera en batalla y no vuelva más provoca que los jugadores se encariñen con éste (aumentando la tensión), tratando de evitar que alguno de ellos fallezca. Es algo que le da su toque distintivo a Fire Emblem: hablando con Iwata, mencionó las muchas veces que ha reseteado los juegos de la serie, evitando la pérdida de alguno de ellos.

La creación de Fire Emblem: Mystery of the Emblem - Hero of Light and Shadow comenzó aún mientras se realizaba FE: Shadow Dragon. A pesar de lo que pudiera pensarse, este nuevo juego no es una simple reedición: toma las bases del original, pero tiene muchos elementos inéditos que lo hacen destacar por si mismo. El asunto de la "muerte permanente" surgió porque se deseaba que este título fuera accesible para los videojugadores primerizos.

Esa idea surgió más de Nintendo que de Intelligent Systems. Ni Higuchi ni Maeda querían eliminar esta característica: consideraban que eso es lo que hacía a Fire Emblem ser lo que es. Narihiro reveló que el debate subió de tono muchas veces y las pláticas se extendían hasta muy noche diariamente: nadie quería ceder. El administrador del proyecto dio a conocer que esta situación no era algo nuevo: pasó lo mismo con FE: Shadow Dragon y con todos los juegos de la serie.

De hecho, varios de ellos tenían un sistema para revivir a los personajes, pero éste siempre era removido antes de que el juego fuera lanzado. Incluso en el primer título de la saga se pensó manejar que si un personaje moría cinco veces, este no volvería: pero eso cambió al final. Después de mucho debatir, se pensó que ciertamente, Nintendo tenía razón en un aspecto: algunos jugadores primerizos podían no saber resetear la partida y frustrarse antes de tiempo.

Pensaron en manejar diferentes dificultades, pero al final se manejó con dos modalidades de juego: Classic Mode, el estilo tradicional que es más retador, y Casual Mode, donde los personajes no mueren para siempre. Esto para que el juego satisficiera a los veteranos y novatos por igual. Concebir esta idea tomó cuatro meses de pláticas y discusiones hasta que todo quedaron satisfechos.

Durante la entrevista, se reveló también cierta curiosa característica: aún cuando el juego éste apagado, el tiempo prosigue su curso y nuestros personajes irán por su cuenta a buscar ítems o hacer experiencia. Cuando encendemos el NDS, podemos ver todo lo que han hecho u obtenido en una pantalla previa a las batallas que nos es desplegada.

[Vía Andriasang.com]

Comment (1)

Roy

20 de julio de 2010, 10:47

En efecto, parte de fire emblem es esa imposibilidad de revivir a las unidades caidas, ya me imagino lo mucho que les costó convencer a IS de agregar ese modo, que aunque es opcional han de haber sentido algunos retorcijones.

Por cierto, por allí andan las ventas del juego. Me encantaron, es uno d elos lanzamientos de FE mejor vendidos...La saga se lo merece

Publicar un comentario